laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

martes, 24 de noviembre de 2015

Walmart y Carrefour suspenden industria nacional por importados 18:57 | Las dos grandes empresas multinacionales frenaron la compra de más de 100 mil pares de zapatos y zapatillas de industria nacional a la espera de una posible apertura de las exportaciones. La Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines de la República Argentina, está preocupada.

Un posible triunfo de Mauricio Macri este 22 de noviembre en el balotaje presidencial, tiene asustados a muchos gremios y productores nacionales. La idea de que se abran las exportaciones de muchos de los productos que hoy se fabrican en el país, pone en riesgo a la economía y a la industria nacional.

Según el portal enorsai.com.ar, la semana posterior a las elecciones "se desató una tormenta inesperada" cuando WalMart y Carrefour suspendieron compras para el 2016 de zapatos. La cifra, según diversas fuentes, se estima entre 80 mil y 100 mil pares.

Cuando los productores preguntaron las razones, las dos empresas sostuvieron lo mimo: "Volvamos a conversar el 23 de noviembre”.

Ariel Aguilar, Secretario general de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero y Afines de la República Argentina, sostuvo: "Es diferente a los noventa porque Menem había prometido revolución productiva y salariazo. En este caso yo tengo la previsibilidad como fabricante y sé que es lo que piensa Macri: la posibilidad es convertirnos en importadores”.

Las multinacionales detrás de Walmart y Carrefour especulan con la posibilidad de comprar calzado con un costo promedio de 2 dólares por par provenientes de China. Sin embargo, el precio en góndola será el mismo: apuestan a una maximización del margen de ganancia.


“En 2003 había 25 mil puestos de trabajo, hoy tenemos 80 mil. Hoy se venden 120 millones de pares de los cuales el 80% es producción nacional y el 20% es importado”, y agregó: "No existe la clase consumidora, lo que existe es una clase trabajadora que consume".

SIN CHEQUE EN BLANCO


El balotaje del domingo determinó un ganador legítimo, Mauricio Macri, y un escenario de virtual paridad electoral entre el FPV y Cambiemos (apenas 2,8 de diferencia en el total, 700 mil votos que se vuelven 351 mil votos de distancia entre 25 millones de votantes) que abre una disputa de criterios entre halcones y palomas al interior de la alianza que reúne al PRO, a la UCR de Ernesto Sanz (que ya hizo su renunciamien
El balotaje del domingo determinó un ganador legítimo, Mauricio Macri, y un escenario de virtual paridad electoral entre el FPV y Cambiemos (apenas 2,8 de diferencia en el total, 700 mil votos que se vuelven 351 mil votos de distancia entre 25 millones de votantes) que abre una disputa de criterios entre halcones y palomas al interior de la alianza que reúne al PRO, a la UCR de Ernesto Sanz (que ya hizo su renunciamiento histórico) y a la CC de Elisa Carrió.
La escasa diferencia ya condicionó la primera conferencia de prensa de Macri, que tuvo que ceder ante los sectores que le advierten, con algo parecido a la lógica más elemental, que la gobernabilidad futura depende de acuerdos en el Congreso con espacios que no integran Cambiemos, a los cuales el anuncio de un ajuste o una mega-devaluación ponen casi automáticamente en la vereda de enfrente.
La necesidad de moderar a sus referentes menos aptos para la diplomacia entró en la bitácora de sus preocupaciones. Los halcones del macrismo que proponían una política económica de shock proyectaban un triunfo más holgado sobre el FPV (alrededor de 16 puntos) que finalmente no ocurrió. El "estado de gracia" con el que contaban (producto de una derrota sin atenuantes del kirchnerismo y un triunfo por encima de los 60 puntos) tampoco se produjo.
La noticia es que Macri ganó con lo justo e, incluso, anoche había cierto nerviosismo por el resultado –de todos modos ganador, no hay que hacerse los rulos con eso– que arrojará el escrutinio definitivo. ¿Se acortará aun más la brecha? ¿Irá al punto y medio?
Por eso la cautela cuando habló del dólar, sugerida por las palomas. Y por eso, más allá del balbuceo del presidente electo cuando tocó el tema de los juicios por delitos de lesa humanidad, nadie quiso hacerse cargo (tampoco él) del vergonzoso editorial de La Nación que pidió la libertad de 300 represores, argumentando que están presos por políticas de venganza. En un gesto que los enaltece, decenas de periodistas del diario –incluso un puñado que apoyó la candidatura de Macri– salieron a desmarcarse del texto promovido por los accionistas videlistas de la empresa de los Saguier y los Mitre.
Queda en evidencia que, aun entre los sectores antikirchneristas que lo eligieron como presidente, hay bolsones que no aceptarían un drástico giro a la derecha que implique un retroceso salvaje en materia de Derechos Humanos o un brusco latigazo económico que convierta a diciembre en la antesala del caos generalizado. ¿Qué habría pasado, cuál habría sido su opinión, si la distancia con Daniel Scioli hubiera sido de casi 20 puntos?
Hay macristas que quieren que Macri haga política, sobre todo, viendo que en Diputados el FPV sigue siendo la bancada más numerosa, en el Senado cuenta con quórum propio, gobierna 14 de las 23 provincias argentinas y mantiene como líder a Cristina Kirchner que se retira de la Casa Rosada con índices de aprobación similares a los que Macri cosechó en las urnas.
El ajustado margen que le aseguró la victoria es, de alguna manera, también un cepo a sus afanes personalistas y un límite a los halcones de su espacio que vaticinaban escenarios exitosos muy por encima de la realidad de los números finales y se frotaban las manos para aplicar recetas antipopulares desde el vamos.
Fue tan claro el mensaje equilibrado de los votantes que ayer mismo, ante la pregunta sobre qué pensaba hacer con la procuradora, Alejandra Gils Carbó, y el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, Macri sólo dejó asentado que esperaba que renuncien en un "gesto de dignidad" para que lo dejen gobernar. Alguien debe haberle explicado que, en realidad, tanto Gils Carbó como Vanoli fueron elegidos por las mayorías parlamentarias exigidas por la legalidad, que sus eventuales remociones dependen del Congreso y que los legisladores previeron que la estabilidad en sus cargos sea cruzada con los mandatos del Ejecutivo para garantizar independencia, tesoro caro a las instituciones.
La de ayer, primera conferencia de prensa que dio como mandatario electo, lo mostró dubitativo, recurriendo demasiado a Marcos Peña (quizá su jefe de Gabinete) en las preguntas más incisivas, tratando de irradiar tranquilidad donde en verdad hierve una caldera entre los suyos que quieren hacer política y los también suyos que pretenden ir por todo desde el minuto cero de su gobierno.
Si algo queda claro es que el mensaje de los electores no implicó ningún cheque en blanco y que el Sillón de Rivadavia viene acompañado de una serie de dilemas que no se solucionan con frases de manual de autoayuda.
Hay un presidente nuevo, algunos problemas viejos y un país que, mal que le pese, está dividido 50 y 50 entre los que lo apoyaron y los que no lo eligieron para su cargo.
Eso no hace menos legítimo su triunfo. Simplemente hace más difícil su tarea.

OPINIÓN EL PODER REAL SE ADUEÑA DE LO POLÍTICO

No hay replay todavía. Los goles con la mano serán parte del futuro análisis. Ahora mismo lo que se tiene son esos números que permiten mil lecturas. Algunas de desolación y otras de esperanza, según como se sea capaz de apreciarlas. 
Después de todo, lo que la película de estos años evidencia como aportes a la igualdad y la justicia social, a los Derechos Humanos y a la elevación de los sectores sumergidos e históricamente agraviados, parece apuntar a que el número que acompañó al gobierno, es muy pobre. Pero también puede sostenerse, con el mismo énfasis que, al cabo de 12 años de tocar intereses muy poderosos, de cambiar la forma de discutir de política, de arriesgar en cada jugada, en cada ley, en cada pelota dividida, jugando siempre al ataque, despreciando el recomendable equilibrio de los técnicos de diversas áreas, el número que finalmente acompañó al gobierno es un saldo extraordinario.
Pensémoslo de la siguiente manera: luchar a brazo partido contra el círculo rojo de un poder impiadoso, cínico, cruel, mentiroso, abusivo, corrupto, que tiene el poder de propagar su malicia a través de los medios más poderosos del mundo, en términos relativos, no es algo que pueda sobrellevar cualquier partido político donde se quiera poner la mirada. Haber molestado a los extraordinarios poderes neoliberales históricos y aún así permanecer con un piso de votantes desde el que cualquier crecimiento vuelve a posibilitarle futuros éxitos, es una conquista valedera que el kirchnerismo quizás no pueda evaluar en estas horas de inevitable tristeza, de la que esa sede del hotel donde se esperaba el resultado final fue una fotografía cabal. 
Daniel Scioli habló justamente de eso a las nueve y media de la noche. Abatido pero firme en la defensa del modelo que abrazó durante toda la campaña. Ahí  fue cuando resaltó los logros del gobierno nacional y, como un deportista cuando sabe  sin el resto, sintió la evidente satisfacción de haber hecho todo lo posible. Ese esfuerzo titánico, desarrollado en circunstancias claramente adversas, le permitieron ser el mejor Scioli, aun ante los ojos de quienes, recelosos, no lo tenían como el candidato ideal del kirchnerismo y solamente le concedieron la gracia de ser el único posible.
La estética capitalista del partido vencedor, daba en paralelo rienda suelta a una alegría que como militantes también firmes y convencidos, tenían derecho. La euforia anticipada de estos días no le quitó brillo, ese tipo de brillo al que ellos convocan, a una celebración que en el espíritu de cada uno era también una manifestación del poder que ahora ostentan con mucha más fuerza de lo habitual. El poder real, ahora se adueña de lo político. Los pasos dados en las últimas semanas a través del enfermo Poder Judicial, contagiaron una semblanza angustiante de aquello de lo que serán capaces.
Los medios dominantes, el poder político, el Poder Judicial, la Sociedad Rural, la cúpula eclesiástica, Techint están de un lado de la vida. Tienen un líder en las sombras y un gerente que le ha llegado a más de la mitad del electorado.
El poder económico internacional, los buitres en primer lugar, los kelpers, Wall Street, los Bush, los Reagan, los republicanos, Rajoy, Cameron, todos ellos sonrieron  anoche. 
La victoria fue trabajada en todos los frentes mencionados y tienen derecho a disfrutarlo. Después de los paraguas del 18 F qué otra cosa se podía esperar... «

sábado, 17 de octubre de 2015

Palestina en el corazón

¿Por qué es tan difícil entender la resistencia palestina?


María Landi


“Somos el único pueblo en el mundo al que se le exige garantizar la seguridad de su ocupante,
mientras Israel es el único país que pretende defenderse de sus víctimas”.
Hanan Ashrawi (legisladora palestina y miembro de la OLP).
“Los jóvenes palestinos no salen a asesinar judíos por el hecho de ser judíos, sino porque somos sus ocupantes,
sus torturadores, sus carceleros, los ladrones de su tierra y de su agua, los que destruyen sus hogares,
los que los expulsan al exilio, los que obstruyen su horizonte.
”  Amira Hass (periodista israelí).

Jóvenes palestinos tiran piedras a soldados israelíes a las afueras de Ramala. / ATEF SAFADI (EFE)
Jóvenes palestinos tiran piedras a soldados israelíes a las afueras de Ramala.  ATEF SAFADI (EFE) 

Cualquiera que mire un informativo televisivo estos días verá imágenes de violencia y escuchará hablar reiteradamente sobre cuchillos palestinos a la caza de inocentes israelíes en las calles de Jerusalén, y a los líderes de Hamas alabándolos. Que la causa palestina tiene mala prensa no es novedad. Por acción o por omisión, los palestinos siempre pierden frente al relato dominante sionista que los presenta como los malos de la película. Cuando su resistencia es paciente y pacífica, se los ignora y olvida, ocultando deliberadamente la violencia de que son objeto por parte del poder ocupante. Cuando la opresión intolerable estalla en reacciones violentas, se presenta esa violencia palestina como la causa de la nueva crisis. Así, en lugar de hablar de la ocupación colonial que la genera, los medios se deleitan en describir la violencia de los oprimidos, como si se tratara de una compulsión atávica propia del ser árabe o musulmán.

Para los medios occidentales la historia empieza siempre con el primer israelí agredido. La noticia inmediatamente da vuelta al orbe y los adjetivos sobre el terrorismo palestino –nunca el israelí– se multiplican profusamente. Antecedentes, causas y contexto brillan por su ausencia, y se difunde el relato israelí en lugar de los hechos y su contexto histórico.

La periodista Amira Hass escribió estos días: “La guerra no empezó el jueves pasado; no empieza con las víctimas judías ni termina cuando no hay judíos asesinados. Los palestinos y palestinas están luchando por su vida, en el pleno sentido de la palabra. Nosotros los judíos y judías israelíes estamos luchando por nuestro privilegio como nación de amos, en el más horrible sentido del término. (…) Que notemos que hay una guerra en curso sólo cuando se asesina a personas judías no elimina el hecho de que los palestinos están siendo asesinados todo el tiempo, y que todo el tiempo hacemos todo lo que está en nuestro poder para que su vida sea insoportable.”

Esa lógica perversa tiene su origen en la habilidad del discurso sionista para presentar a Israel como la víctima, y llega al paroxismo surrealista en coyunturas como la del año pasado en Gaza, donde aun después de que Israel bombardeó y asesinó a 2200 personas (550 de ellas menores de edad), los medios occidentales seguían culpando de la masacre a los inofensivos cohetes de Hamas.

Quienes conocemos de cerca la intolerable realidad cotidiana de un pueblo que vive sin absolutamente ningún derecho, a merced de la violencia impune –física y estructural– del poder ocupante, sabemos, como dijo el periodista Gideon Levy, que “Hasta Mahatma Gandhi comprendería las razones de este estallido de violencia palestina. (…) La pregunta es por qué no estalla con mayor frecuencia.”

La madre, familiares y vecinas del niño Abed al-Rahman Shadi Obeidallah (13), asesinado por los soldados israelíes
La madre, familiares y vecinas del niño Abed al-Rahman Shadi Obeidallah (13), asesinado por los soldados israelíes “por error” en el campo de refugiados de Aida (Belén), durante su funeral (Musa Al Shaer/AFP).


Jugando con fuego

Razones para la actual ola de violencia que recorre Cisjordania sobran. En particular en Jerusalén, donde las políticas brutales de limpieza étnica intensificadas por el gobierno de Netanyahu dejan a la población palestina más vulnerable a las expulsiones y demoliciones. Allí las niñas, niños y adolescentes crecen en medio de la exclusión social y geográfica, la negación total de derechos, la humillación de ver sus barrios convertidos en guetos empobrecidos mientras la parte oeste es una ciudad del primer mundo, con limpieza, espacios libres, áreas verdes, servicios urbanos, salud y educación de primera calidad; todo lo que se niega a la población palestina, a pesar de que paga los mismos impuestos que la judía. Jerusalén es la materialización del apartheid israelí.

Sin embargo, la principal causa del estallido es un poderoso factor subjetivo: las reiteradas incursiones y ataques vandálicos de colonos y policías israelíes a la mezquita de Al Aqsa, que se suceden casi sin interrupción desde hace un año. Al Aqsa es el principal sitio sagrado en Palestina (y el tercero para el Islam en el mundo), y es parte esencial de la identidad nacional palestina, incluso para la población no musulmana (recordemos que allí se inició en 2000 la anterior intifada). Las autoridades israelíes, en lugar de cuidar el delicado equilibrio de ese lugar tan sensible, han estado permitiendo las provocaciones de colonos y políticos judíos, al tiempo que prohíben a la población musulmana acceder a su lugar santo –sin que esto sea noticia. Una se pregunta qué harían los medios occidentales si en cualquier país las autoridades prohibieran a la población judía entrar a su principal sinagoga mientras dejaban que hordas musulmanas cometieran en ella actos de vandalismo.

El activista palestino Jamal Juma (coordinador de la campaña Stop the Wall) señaló que la diferencia más visible con las anteriores intifadas es el papel que ahora están jugando los colonos israelíes en los ataques: “La población colonial se ha convertido en una milicia bien armada y organizada e ideológicamente motivada. Merodean por los pueblos palestinos y atacan a sus habitantes en las calles e incluso en sus hogares. Desde la horrenda acción de quemar vivo al joven Mohammed Abu Jdeir en Jerusalén, hasta el reciente ataque incendiario en el hogar de los Dawabsha (donde murieron tres integrantes), los colonos han perpetrado ataques terroristas contra los palestinos. Israel apoya a esta milicia fanática para que lleve a cabo la parte más sucia de la agresión y represión en Cisjordania.”

Los medios occidentales son igualmente sordos a la constante incitación a la violencia y al odio racial que practican los dirigentes políticos israelíes. ‘La única democracia de Medio Oriente’ es un país donde los ministros exhortan a la población judía a salir a la calle armada y matar a los árabes; donde el Primer Ministro pide al Procurador General que se autorice el uso de rifles de francotirador contra los árabes que tiran piedras, y el Parlamento vota leyes para penar ese delito con 20 años de prisión (siempre y cuando sean palestinos; los colonos judíos pueden tirar piedras con total impunidad); o el Ejecutivo anuncia que los árabes con ciudadanía israelí detenidos por ‘actos terroristas’ no tendrán derecho a defensoría pública y serán despojados de dicha ciudadanía.

Un país donde el Estado reduce a escombros la vivienda de los palestinos acusados de actos ‘terroristas’, castigando colectivamente a una familia entera (siempre numerosa y llena de niños), pero deja impunes los crímenes cometidos por los colonos judíos (por ejemplo, hasta hoy ‘no se ha encontrado’ a los culpables de quemar viva a la familia Dawabsha en julio pasado).

domingo, 27 de septiembre de 2015

Crónicas de un mundo en conflicto: Migrantes

Crónicas de un mundo en conflicto - ISIS - 26-09-15 (3 de 3)

Crónicas de un mundo en conflicto - ISIS - 26-09-15 (2 de 3)

Crónicas de un mundo en conflicto - ISIS - 26-09-15 (1 de 3)

Historias debidas. Latinoamerica - Ayotzinapa - 26-09-15 (1 de 3)

Historias debidas. Latinoamerica - Ayotzinapa - 26-09-15 (3 de 3)

Historias debidas. Latinoamerica - Ayotzinapa - 26-09-15 (2 de 3)

Vivo en Arg - Historias Debidas: Ayotzinapa - 25-09-15

martes, 8 de septiembre de 2015

USAID "la invasión silenciosa"

“Lo que están haciendo EEUU y Europa es una de las cosas más perversas después del nazismo”

Así lo afirmó la escritora y periodista Stella Calloni quien cuestionó la guerra contra Siria que se ha recrudecido en los últimos meses, y cuya situación de los inmigrantes tratando de escapar de la muerte abrió los ojos del mundo. Habló de “perversidad” y “festival de la muerte”, y cuestionó severamente a los medios de comunicación que mienten sobre lo que está ocurriendo en Siria. “Son los primeros genocidios del siglo XXI que se comenten en nombre de la democracia”, aseveró.
calloni1
La guerra contra Siria por parte de acciones terroristas de mercenarios y tropas especiales de Estados Unidos y Europa ya produjo miles de muertos, y a diario son cientos los sirios que tratan de escapar del horror. Al respecto, la periodista Stella Calloni, afirmó en diálogo con Sexto sentido que “es terrible todo lo que ha sucedido, esas imágenes como la del niño, son muy repetidas, ya han habido otros naufragios, con miles de muertos”. La excorresponsal de guerra se refirió así al niño sirio Aylan Kurdi, quien se ahogó en Turquía mientras huía de la masacre en su país.
“Europa y Estados Unidos han invadido Afganistan, Irak, Libia Yemen, y ahora Siria, y no fue por razones humanitarias ni democráticas. En este momento están bombardeando en diversos lugares de esa región, invaden, ocupan, matan, llevan mercenarios”, afirmó Calloni.
Cuestionó que “la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) no tiene ninguna razón para trabajar como la gendarmería del mundo, fue creada con una finalidad en Europa al fin de la Segunda Guerra Mundial. Es atroz lo que está sucediendo, llevan mercenarios, les dan vía libre, sus matanzas son espantosas”, aseguró.
Se refirió también al rol de los medios: “Son parte de esta tragedia, tienen la misma responsabilidad que cualquier criminal porque el mercenarismo mediático existe, porque hay mucha gente que cobra para mentir. Mientras estés mintiendo, a sabiendas de que estás mintiendo, sos tan criminal como el que dispara el misil”, remarcó.
siria3
Señaló que “a Irak lo invadieron con el argumento de que había armas de destrucción masiva, a Libia de que Kadafi había bombardeado a su propio pueblo, cuando jamás ocurrió ese hecho”. Manifestó que “con mentiras invaden y matan”, y comentó que “más de 3 millones de muertos han dejado estas invasiones coloniales del siglo XXI”.
“Es un festival de la muerte, hasta hoy están matando gente. Siria era un país que no molestaba a nadie, el gobierno estaba haciendo sus elecciones en 2012 porque habían cambiado la Constitución. Los verdaderos opositores de Siria están adentro, y están acompañando al gobierno en la resistencia; tienen el derecho a resistir”, expresó.
Calloni entendió que “lo que ha ocurrido es una perversidad, han muerto un montón de niños y están utilizando este hecho (del niño muerto en la playa) que nos duele a todos, para decir basta de guerra”. En ese sentido, remarcó que “Europa lo que tiene que hacer es terminar la guerra, salir de esa infame guerra de intervención y destrucción de los países árabes del medio oriente”.
“Ahora están destruyendo los patrimonios históricos de la humanidad. Están destruyendo Palmira, tranquilamente van e implosionan algo que viene de todos los siglos, que se ha mantenido a pesar de guerras”, indicó.
Recordó luego que “el presidente Evo Morales se presentó ante la Asamblea de las Naciones Unidas denunciando que se estaban agravando más los crímenes, las masacres, los genocidios que están cometiendo, con estas presencias de los mercenarios que matan de manera feroz”.
Dijo que las razones de la guerra tienen que ver “con el petróleo, la ocupación territorial, y el objetivo de tener en sus manos todos los recursos, porque Siria es estratégica”.
“No es casual que aparezca esta foto del niño. La ONU saca un comunicado donde prácticamente le acusa al gobierno Sirio, que sólo está defendiéndose heróicamente”, aseveró.
Indicó que “ahora van a bombardear al ISIS, al ejército que ellos crearon, en Siria. Cuando bombardean atacan a Siria, a sus hospitales y escuelas. Lo que están haciendo es una de las cosas más perversas después del nazismo”, enfatizó.
Por último, aseguró que lo que está ocurriendo son “terribles violaciones de los derechos humanos, crímenes de lesa humanidad. Son los primeros genocidios del siglo XXI que se comenten en nombre de la democracia”, concluyó.

sábado, 27 de junio de 2015

Aplastar a Grecia para acabar con toda disidencia

Después de contemplar lo que viene ocurriendo entre Grecia y la Troika en los últimos años, y especialmente desde que gobierna Syriza, hay que ser muy ingenuo para pensar que el desacuerdo actual es una fase de un debate económico honesto, es decir, de una negociación sobre la conveniencia de tomar unas medidas u otras para mejorar la situación de la economía griega y de la europea en general. Y, por supuesto, para creer, como nos dicen, que lo que se plantea es que un país, en este caso Grecia, haga efectivos sus compromisos y pague sus deudas. Si esa fuese la cuestión, Alemania (que es la potencia europea que más deudas ha dejado de pagar en el último siglo y a quien más se le han perdonado) comenzaría a saldar las muy cuantiosas que tiene con Grecia desde la última guerra mundial, por ejemplo.
Los hechos son elocuentes:
– La quiebra de Grecia vino producida por la aplicación de políticas neoliberales en los últimos decenios y por la complicidad de las autoridades europeas y de los grandes bancos internacionales con sus gobiernos corruptos y con las élites que se beneficiaron del expolio de lo público y de una fiscalidad poco progresiva. Sin embargo, estas mismas autoridades y estos bancos se empeñan en resolver el daño de esas políticas reforzando su aplicación. Un contrasentido que solo puede tener los efectos desastrosos que ha tenido hasta que llegó al gobierno Syriza y que son bien conocidos.
– Es una barbaridad que se preste dinero a alguien que está quebrado. Sin embargo, cuando Grecia estaba quebrada como consecuencia de lo que acabo de señalar, la Troika le obligó a solicitar préstamos que se sabía que, lógicamente, no iba a poder pagar. Otro contrasentido que solo puede explicarse porque dar crédito es el negocio de la banca internacional y porque esa era la manera de salvar a los bancos europeos que irresponsablemente habían financiado las políticas corruptas de los anteriores gobiernos griegos en connivencia con la banca internacional que auditaba y respaldaba el engaño.
– Cuando se reconoció la quiebra de Grecia el problema podría haber tenido una solución relativamente poco costosa y apenas incruenta socialmente. Su deuda era, por ejemplo, unas tres veces menor al dinero que los gobiernos francés y alemán dieron generosamente para salvar a sus bancos. Sin embargo, como he dicho, se aprovechó la situación para obligarla a suscribir nuevos préstamos con tipos de interés cada vez más altos gracias a la manipulación de los mercados por los propios prestamistas.
– Las políticas de austeridad (de falsa austeridad, como señalaré enseguida) han fracasado completamente. No han permitido alcanzar ni uno solo de los objetivos que la Troika decía que iban a cumplir. Han provocado una caída de casi el 30% en la actividad económica y en los ingresos, y la deuda (que se supone que era lo que iban a resolver) ha aumentado considerablemente. Ninguna, exactamente ninguna de las previsiones de la Troika al imponer estas políticas se ha cumplido.
– También son evidentes las pruebas de que esas políticas no han buscado la austeridad y soportar menos gastos sustanciales, como decían:
Se podría haber financiado a Grecia sin intereses (o con intereses irrelevantes), tal y como se viene haciendo con la banca privada para salvarla de su irresponsabilidad. Actualmente, Grecia paga alrededor del 12% de su deuda pública en intereses frente al 0,56% de Alemania y eso no se debe, como también se quiere hacer creer, a la mala situación económica griega, sino a que se renunció a que el banco central financie a los gobiernos para que hagan negocio con ello los bancos comerciales creando dinero de la nada (han llegado a cobrar a Grecia un 35% de interés por un dinero que obtenían prácticamente sin coste alguno).
Se podrían haber paralizado los gastos militares griegos pero no se ha hecho porque son una fuente de ingresos para Alemania y Francia.
Ningún acreedor en su sano juicio impone a su deudor una estrategia que le impida generar más ingresos sino que procura que los genere en la mayor cuantía posible para que así pueda ir pagándole la deuda. La Troika, sin embargo, se empeña día tras día en imponer políticas que destruyen la capacidad de crear ingresos en la economía griega (las medidas recesivas que ha vuelto a imponer para llegar a acuerdos y que el gobierno griego ha rechazado con toda razón y sensatez). Como diré enseguida, no se busca en realidad que Grecia genere ingresos y pague (como quiere el gobierno de Syriza), sino que se someta y que se traspasen cada vez más recursos y poder al sector privado ya de por sí más poderoso, lo que en lugar de salvar a la economía griega la empeorará aún más, como antaño cuando se hizo exactamente eso.
– No se puede aportar evidencia empírica y científica alguna para probar que las políticas de privatizaciones, de recortes y de destrucción de instituciones que impone la Troika sean eficaces para generar eficiencia, más ingresos y mejor condición económica. En ningún país en donde se han aplicado las medidas de austeridad que propone la Troika se han conseguido los efectos que dicen que van a conseguir para tratar de convencer a la población. Así lo demuestra claramente el libro de Mark Blyth Austeridad. Historia de una idea peligrosa.
– Las políticas impuestas por la Troika solo se han dirigido a facilitar que los grupos económicos y la población de mayor renta se apropien de cada vez más ingreso y patrimonio. Un reciente informe (Greece: solidarity and adjustment in times of crisis) lo deja bien claro: los ingresos salariales han caído un 27% entre 2009 y 2014, los impuestos han subido en un 337% para los grupos de menor ingreso y menos del 10% para los más elevados, y el 10% de la población más pobre ha perdido el 82% de sus ingreso desde 2008. Otros muchos estudios han mostrado que las políticas de la Troika han hecho que Grecia sea el país europeo en donde más han aumentado el riesgo de pobreza y la exclusión social y que el traspaso patrimonial desde los más pobres y desde el Estado a los más ricos ha sido ingente.
– Como han dicho reiteradamente, las autoridades griegas no se oponen a pagar las deudas sino a que se cierren las fuentes de ingresos que permiten pagarlas y mantener condiciones de vida digna de su población. Y tampoco se han negado, ni siquiera, a realizar reformas en la línea impuesta por sus acreedores, a pesar de estar en contra de sus deseos y compromisos electorales.
– La única mejora que se ha producido en la economía griega fue tras la reestructuración de la deuda, que es lo que principalmente reclama el gobierno griego. Y diversos informes han mostrado que hay otras vías distintas para generar ingresos que permitan que Grecia salga adelante, a diferencia de lo que viene ocurriendo con las que ha impuesto hasta ahora la Troika (ver mi artículo Grecia y Syriza frente a una Europa en evidencia).
Es indiscutible que la Troika no ha logrado mejorar la economía griega con sus medidas y ni siquiera que los acreedores tengan más oportunidades de cobrar (en realidad, éstos han prestado con tantos intereses que tienen casi seguridad total de cobrar el principal por muy mal que se pongan las cosas).
¿Por qué, entonces, las autoridades europeas se empeñan en cerrar cualquier salida al gobierno griego?
La razón es sencilla: no se trata de huevo sino del fuero. Es decir, lo que persigue la Troika, con la señora Merkel a la cabeza rememorando lo que los aliados hicieron en el siglo pasado a su país, es mantener la primacía de sus políticas y de los intereses que defienden. Lo que buscan es evitar cualquier disidencia porque no pueden permitir que se manifieste ningún tipo de hendidura, por pequeña que sea, por donde entre una nueva manera de poner en marcha el proyecto europeo o de salvar a los pueblos.
Por eso, la única manera de luchar contra la dictadura de la Troika y de las autoridades europeas es con democracia (a la que temen como al diablo) y poner en frente de sus designios la voz nítida e indiscutible de los pueblos. El gobierno griego ha hecho bien convocando el referendum. Ahora, las autoridades europeas deben retratarse: o están con los pueblos o contra ellos.

Los ’90 globales

or Sandra Russo
Hace dos semanas, me esforzaba en este mismo espacio para intentar desencriptar, aunque sea un poco, algunos ítem de los distintos tratados de libre comercio que Estados Unidos negocia en diferentes regiones del mundo, todos ellos con una zona opaca a la que los pueblos no tienen acceso. Digo “me esforzaba” porque a todos nos gusta entretenernos, incluso a los que escribimos, pero estamos en una instancia en la que hay que considerar la pulsión de esta época al entretenimiento como una de las piezas clave que permiten moverse con tranquilidad a los factores del poder real. Mientras esa pulsión, que antes estaba reservada a un género periodístico o televisivo, ha revestido la torta global como un glasé y cada vez menos gente soporta leer de corrido notas ásperas y complejas, el mundo se vuelve a cada instante más áspero y complejo.
En aquel caso, el tema era el TTIP y su cláusula madre, la ISDS, que plantea que en los futuros litigios entre las grandes corporaciones y los respectivos Estados, no intervendrá la Justicia del Estado en cuestión sino un equipo de árbitros privados. Eso equivale al desmantelamiento de los andamiajes jurídicos europeos y el asomo de una Justicia privatizada y al servicio del mercado. Se sugiere repasar la última oración. Si logran darle cuerpo a esa Justicia privatizada –o logran imponer, como en el caso escandaloso de la FIFA, la Justicia extraterritorial de Estados Unidos no ya porque el dinero haya pasado por su territorio, sino porque un correo electrónico que pasó por un servidor norteamericano también puede ser usado como prueba y habilitar la actuación de la Justicia de ese país–, estaríamos en presencia de la maniobra más brutal del neocolonialismo, que ya no pasa por la extensión territorial sino por la ampliación de su jurisdicción para dictar reglas de juego.
La escala de la maniobra es global. Esta semana, muy lejos de Estrasburgo, en Panamá, nuevas filtraciones de Wikileaks permitieron saber algo de cómo se están desarrollando las frenéticas negociaciones secretas del TISA (Trade in Services Agreement). Según un informe del periodista Marco Gandásegui, cincuenta países llevan adelante esas negociaciones, asesorados por funcionarios de Estados Unidos y la Unión Europea. Como el TTIP, el TISA plantea un cambio radical en el orden mundial: se trata en todos los casos de alianzas neoliberales de dimensión planetaria, y ponen sobre la mesa el nuevo y verdadero objeto de lucha, que es el geopoder. Para asegurárselo, Estados Unidos apura esos tratados, antes de que China y Rusia, por un lado, tienten a los diferentes países miembros con negocios más convenientes, y por otro antes de que el secreto trascienda y en los distintos países se construya masa crítica para rechazarlos.
El TISA abarca telecomunicaciones, servicios financieros, seguros y transporte, comercio electrónico, entre otros rubros cuyas condiciones de intercambio se pretende dejar regulada ya con la firma del tratado. Lo urgente que hay que entender es que esas regulaciones que vienen en combo con los tratados vulneran en casi todos los casos las respectivas leyes nacionales, autonómicas o municipales. Es decir: mientras a la luz del día distintos foros internacionales profundizan la necesidad de regular los mercados financieros y sobre todo a su carroña, que no es una excepción sino un subproducto inherente a esta etapa del capitalismo, desde el poder central de Occidente se intenta firmar bajo cuerda tratados que no tienen por objeto comerciar libremente, sino ganar la pelea de la hora, que como hemos visto los argentinos con el bizarro caso del juez Griesa, es la pelea por la jurisdicción. Las corporaciones, como los buitres, que las inspiran, quieren asegurarse una jurisdicción propia, que las ponga a salvo de cualquier regulación futura, sobre todo cuando en Europa del sur se insinúa la inspiración de un cambio.
De acuerdo con el informe de Gandásegui, están negociando el TISA y de hecho aceptando los cinco años iniciales de secreto que supone el tratado, todos los países latinoamericanos que integran la Alianza del Pacífico, a los que se suman muchos países asiáticos. La exigencia mayor es que se eliminen todos los controles de los mercados financieros, incluso sus residuos derivados de la crisis de Wall Street de 2007. Va de suyo que los países que lo firmen quedarán a expensas de los buitres, aunque finalmente muchos de esos países firmen como fachada nueva legislación global al respecto.
En paralelo a estos esfuerzos secretos cuya opacidad sólo se explica por su propia naturaleza predadora, hay otras señales que indican que, en efecto, si hay un círculo rojo, no es autóctono ni mucho menos está integrado por periodistas de una señal local opositora. Lo más parecido a un círculo rojo que se conoce se reúne una vez por año en Holanda o en Austria –donde nació el neoliberalismo en los ’50–, y se llama Grupo de Bilderberg. Lo que más se sabe del Grupo de Bilderberg es que no se sabe nada. Año tras año se reúnen, como a principios de este mes, en una localidad del Tirol austríaco, sin que ninguna cobertura periodística de un gran medio se esfuerce en dar cuenta de lo que allí sucede. Es más: este año hubo periodistas de grandes medios invitados, pero a condición de que no revelen qué escucharon. Vaya si no hay que repensar a qué se le llama periodismo.
El secreto, sin embargo, se fragmenta un poco cada año. Esta vez el Grupo inauguró una página web con consideraciones tan generales que parecían pronunciadas por Sandra Bullock en Miss Simpatía. Trascendieron algunos nombres de los cien invitados anuales, aunque se presume que ni siquiera ellos son los dueños de la torta y su glasé, sino sus CEOS, sus altos ejecutivos, sus delegados. Estuvieron, como el año pasado, representantes de Google y Yahoo!, presidentes de empresas como Airbus, Lockheed Martin, Chevron, Exxon Mobil, BP, AT&T, Bell-South, además de los dueños de algunos grandes bancos como el Santander, más los primeros ministros de Austria y Bélgica, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, o el ex presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso. La invitación que más impresión causó fue la de Pedro Sánchez, actual secretario general del PSOE español, ya que no hubo invitación para nadie del PP. El Grupo de Bildenberg, al parecer, pone en el PSOE sus esperanzas en las elecciones generales españolas de este año.
Algunas ideas que trascendieron de la reunión, según el periodista Carlos Santamaría de RT, son la necesidad de cohesión de la elite global frente al desafío de nuevas grietas en su proyecto de gobernanza del mundo. El surgimiento de la multipolaridad es básicamente frente a lo que se pertrechan. Analizaron casos puntuales que consideran amenazantes, como la reciente ley de impuesto a la herencia ecuatoriana. Quieren evitar réplicas. Discutieron también la necesidad de concentrar poderes político-militares, y dónde creen prioritario actuar. América latina es uno de esos lugares. El otro frente donde evaluaron que hace falta más acción es la ex Europa del Este y los países bálticos, destinados ya a la movilización de tropas de la OTAN con el pretexto de “la amenaza rusa”, no tanto por sus misiles, sino por sus gasoductos. También sembrarán más violencia en Siria y en Irak, combatiendo al terrorismo que ellos mismos formaron y reclutaron para sacarse de encima a tiranos que no les regalaban el petróleo. Uno de los análisis críticos que circuló después de la reunión y con la información que se obtuvo, es que ese círculo rojo concentra hoy la capacidad de “la organización del desorden controlado” en todo el mundo. Parece un cuento de Orwell, porque Orwell era un visionario.

jueves, 11 de junio de 2015

PLED Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales

Diplomatura en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas

Diplomatura en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas
Director: Ph.D. Atilio Boron
Coordinadora Académica: Dra. Sonia Winer

Abierta inscripción segunda cohorte 2015, empieza en agosto

Síntesis
En tiempos como los actuales, en los que la depredación capitalista del medio ambiente y todas las formas de la vida social ha llegado a niveles desconocidos en la historia, una reflexión sistemática sobre la geopolítica del imperialismo y las políticas de defensa que deberían ser implementadas para repeler tamaña agresión son más urgentes e importantes que nunca. Lamentablemente, la respuesta de la academia en América Latina y el Caribe no ha estado a la altura de las circunstancias y el tema no ha sido abordado con la amplitud y profundidad requeridas en los estudios de posgrado de la región. Para contribuir a remediar esa falencia el Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED) conjuntamente con la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (FFyL-UBA) han convenido en lanzar la “Diplomatura en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas” con un plan de estudios de dos cuatrimestres de duración, con modalidad virtual, y de carácter crítico y transdisciplinar conducente a la obtención de un título, emitido por ambas instituciones, de Diplomado en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas.
Identificación de la carrera
Diplomatura en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas
Duración
Dos cuatrimestres (un año lectivo)
Título que otorga
Diplomado en Geopolítica y Defensa Latinoamericanas
Institución que titula:
Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (FFyL-UBA)
Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales del Centro Cultural de la Cooperación Floreal Gorini (PLED-CCC)