laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

lunes, 25 de enero de 2016

Eurodiputados piden explicaciones a Macri por la detención de Milagro Salahttp://www.letrap.com.ar/nota/2016-1-25-el-parlamento-europeo-pide-explicaciones-a-macri-por-la-detencion-de-milagro-sala

Un grupo de 27 legisladores enviaron una nota dirigida al Presidente y al gobernador Morales en la que expresa su "rechazo y preoc
Condena internacional por la detención de Milagro Sala
Un grupo de diputados del Parlamento Europeo envió una nota al presidenteMauricio Macri y al gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, en la que expresa su "rechazo y preocupación" por la detención de la dirigente social Milagro Sala. "Implica una clara violación de derechos humanos en Argentina", afirma el documento, firmado por 27 representantes de España, Reino Unido, Bélgica, Finlandia, Alemania, Eslovenia, Suecia, Irlanda, Portugal y Grecia.
"El juez Raúl Gutiérrez imputó a la Sra. Sala por instigación al delito y tumulto en concurso real por ejercer su derecho a manifestarse, representando además, a los y las ciudadanas que la eligieron como parlamentaria del Mercosur. El abogado del estado provincial Dr. Mariano Miranda declaró que “mientras se mantenga la comisión del delito, es decir el acampe, se mantendrá la detención”, lo que significa una extorsión a los movimientos sociales que tienen derecho a manifestarse hasta que se obtenga una solución real al conflicto. Además cabe destacar que el gobierno de Jujuy no pudo probar un solo desmán sucedido en 34 días de acampada", dice el texto firmado por los parlamentarios, dirigido al Presidente y al gobernador.
El ex ministro de Defensa y parlamentario del Mercosur, Agustín Rossi, fue quien inició las gestiones ante sus pares del Parlamento Europeo para lograr la declaración contra la detención de Sala. Así, el organismo se suma a los pronunciamientos que hicieron en las útimas semanas Amnistía Internacional y el secretario general de la OEA, Luis Almagro“Nos dirigimos a ustedes a fin de expresar nuestro rechazo y preocupación por la situación en que se encuentra la dirigente de la agrupación Tupac Amaru”, comienza el escrito rubricado por 27 eurodiputados de los grupos políticos Verdes/ALE, Socialistas y Demócratas, y de la Izquierda Unitaria.
"La detención de la Sra. Sala es una violación a los derechos de libertad de expresión y manifestacion de una representante del pueblo que forma parte del Parlasur. Es por eso que exigimos que liberen inmediatamente a la Sra. Sala e invitamos a abrir el diálogo social para que se acabe la persecución a dirigentes y activistas", dicen los diputados en el texto. 
Los firmantes son: Ernest Urstasun, Verdes/ELA, España; Molly Scott Cato, Verdes/ALE, Reino Unido; Jude Kirton-Darling, S&D, Reino Unido; Jordi Sebastia, Verdes/ELA, España; Bart Staes, Verdes/ALE, Bélgica; Merja Kyllönen Merja , GUE/NGL, Finlandia; Paloma Lopez Bermejo, GUE/NGL, España; Gabriele Zimmer, GUE/NGL, Alemania; Tania González Peñas, GUE/NGL, España; Estefanía Torres Martínez, GUE/NGL, España; Miguel Urban Crespo, GUE/NGL, España; Xabier Benito Ziluaga, GUE/NGL, España; Takis Hadjigeorgiou, GUE/NGL, Chipre; Josep-Maria Terricabras, Verdes/ALE, España; Igor Soltes, Verdes/ALE, Eslovenia; Bodil Valero, Verdes/ALE, Suecia; Sven Giegold, Verdes/ALE, Alemania; Martina Anderson, GUE/NGL, Reino Unido; Matt Carthy, GUE/NGL, Irlanda; Liadh Ní Riada, GUE/NGL, Irlanda; Lynn Boylan, GUE/NGL, Irlanda; João Ferreira GUE/NGL, Portugal; Inês Zuber, GUE/NGL, Portugal; Miguel Viegas, GUE/NGL, Portugal; Ana Gomes , S&D, Portugal; Marina Albiol Guzman , GUE/NGL España; Nikolaos Chountis, GUE/NGL, Greciaupación" por el encarcelamiento de la dirigente. 

domingo, 17 de enero de 2016

No al cierre de Tiempo Argentino

No sé si este recuadro aparecerá publicado. Espero que sí. Como fundador del diario me atraviesan muchas sensaciones, la mayoría amargas, desde que la empresa editora comenzó a adeudar sueldos y aguinaldos, después de haberlo hecho regularmente durante seis años en cumplimiento efectivo de los convenios y las leyes laborales vigentes, hasta que se produjo la asunción del nuevo gobierno de Mauricio Macri y Cambiemos.
Durante ese lapso, Tiempo Argentino se erigió en referencia insoslayable dentro del mapa del periodismo rebelde al monopolio Clarín por la calidad de sus contenidos, por la audacia de sus coberturas y por ejercer una libertad editorial inimaginable en el resto de la comunicación concentrada de nuestro país.
Ahora veo con estupor que a la evidente negligencia empresaria de los actuales propietarios, Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, se suma un inédito contexto de apagón informativo de medios y periodistas críticos al oficialismo macrista, que va desde el despido de Víctor Hugo Morales, la salida de la TV pública de 678, hasta las listas negras y las persecuciones ideológicas en Radio Nacional, lesionando de este modo derechos democráticos básicos y afectando así la plural circulación de ideas e informaciones en una sociedad moderna como la argentina.
Ante este sombrío panorama general, hay que denunciar que el disciplinamiento a través de la pauta publicitaria y la retención indebida de pagos adeudados a la empresa editora que asfixia e impide el normal desenvolvimiento de la actividad periodística se traduce en los hechos en una mordaza repudiable, la forma más torpe de las censuras de parte de una administración que asumió el 10 de diciembre hablando de pluralidad y hoy hace todo lo contrario, intentando poner de rodillas a una redacción que desde su origen se desmarcó de las agendas dominantes y divulgó, entre otros muchos casos resonantes de los que habló el país entero, desde los detalles de la apropiación de Papel Prensa al affaire Niembro.
Es responsabilidad ineludible de todos los actores de esta trama, principalmente del Estado Nacional y la empresa editora, salvaguardar el derecho a la comunicación de los lectores y lectoras que ven expresadas sus ideas, perspectivas y opiniones en las páginas de Tiempo Argentino garantizando su impresión y circulación, así como el pago de los salarios caídos sin la destrucción de puestos de trabajo.
Estas líneas son las más dolorosas que me tocó escribir desde la salida del diario a la calle. 
No puedo dejar de decir esto que digo por respeto a mis queridos compañeros, trabajadores y trabajadoras de prensa y a lectores y lectoras que nos acompañan día tras día en esta epopeya de hacer un producto que Clarín nunca quiso que existiera. Tuvimos problemas para imprimir, boicots publicitarios recurrentes, extorsiones desde el lado Magnetto de la vida a todo el que apoyara el emprendimiento, dificultades en la circulación, campañas difamatorias constantes, zancadillas de todo tipo, pero nunca hasta ahora la posibilidad real de que los medios concentrados y la derecha política de este país se salgan definitivamente con la suya.
Me sumo, entonces, consciente de las consecuencias, al reclamo general, presente en plazas y redes, de defender este diario por lo que simboliza y por todo lo que tiene para decir todavía, gracias a quienes lo hacen. 
No al cierre de Tiempo Argentino.

¿Y después de la etapa despótica qué viene?

Tras el veranito de los decretos salvajes, al macrismo se le acorta el tiempo para quebrar al bloque peronista. La entrevista del Gato Silvestre con Edison Lanza, el relator de la OEA: cuando el "apagón informativo" local n


Aunque trata de reforzar su costado despótico, al macrismo se le va consumiendo esa etapa excepcional en la que cualquier cosa que hiciera se justificaba por el resultado electoral del 22N. Por torpeza, por cálculo, o por ambas cosas a la vez, seguirá haciendo de las suyas mientras pueda o lo dejen. Eso está claro. Como muestra fresca de su actitud autoritaria está la detención de ayer de la histórica dirigente social Milagros Sala, cuya última foto internacional fue sonriente junto al Papa Francisco. 
Con la llegada de febrero, el Congreso Nacional empezará a negociar la integración de las comisiones y la noticia es que todavía el macrismo no pudo romper al peronismo y su bloque mayoritario, ni con el látigo ni con la chequera. 
Ese es un problema. Su estilo belicoso, más que atraer, espanta. ¿Quién puede creer en alguien tan personalista e impredecible? Salvo que lo cierre a lo Fujimori, Mauricio Macri y su gente tendrán que registrar el Congreso y, de ahí en más, que hay otra Argentina con la que tiene que dialogar. Al fin y al cabo, la misma voluntad popular que lo eligió presidente construyó a través del voto un Poder Legislativo plural y diverso, donde el oficialismo no tiene mayorías, mientras que el satanizado FPV existe, con robusta presencia. Y Cristina ya vuelve. Lo que diga también va a influir en el escenario institucional del país.
El estremecimiento general ciudadano que produjeron los primeros 30 días de gobierno tiene costos sociales y políticos. Algunos son evidentes. Otros se verán en seis meses. Y otros, quizá en un año. Despedir o alentar despidos en el Estado Nacional y entre los privados, nombrar jueces de la Corte Suprema por decreto en comisión, usar la Policía Federal para copar el AFSCA, demonizar a la militancia política, destruir el salario con una devaluación frente a paritarias que se harán próximamente –aún- con el 6 por ciento de desocupación, desoír a los organismos de derechos humanos, errar en la estrategia con los fondos buitres creyendo que no son buitres sino holdouts amigables, endeudar de modo sideral a la mayor provincia del país, avalar el cierre de empresas como Sol dejando a 300 familias en la calle tratando de culpar absurdamente a La Cámpora de un conflicto que ocurre hoy, censurar a Víctor Hugo Morales y a otros periodistas críticos y desembarcar en el Estado con Ceos de corporaciones que traen bajo el brazo el prospecto de debilitamiento de la administración pública, son algunos de los desaguisados perpetrados por Cambiemos en tan breve tiempo.
El fatigoso trabajo de Rogelio Frigerio con los gobernadores peronistas no obtuvo por ahora más que la actitud servicial de algunos de ellos que tratan de conseguir fondos para pagar sueldos u obras en ejecución. Es cierto que las fotos los retratan "felices". Pero se equivoca el macrismo si supone que ya tiene alistada la pata peronista de su proyecto con esa postal. Esos gobernadores actúan como eso, como gobernadores que necesitan presupuestos para ejecutar, aunque sigan siendo dirigentes del principal espacio opositor a Cambiemos.
Frigerio es la primera vez que es ministro del Interior. Los otros son gobernadores hace años. Negarse a la foto, no lo van a hacer. Dejar de mostrarse "felices", tampoco. Son los mismos que al día siguiente insultaban en privado porque Macri dio marcha atrás con la coparticipación dispuesta por CFK según el fallo de la Corte Suprema. Es un juego de poder y necesidades, nada más que eso. 
El escenario peronista poskirchnerista de sumarse a una estrategia común con el oficialismo sólo existe en la mentalidad de marginal de un grupo de dirigentes que no dirigen mucho y ahora quiere alzarse con alguna prebenda tardía. 
Desmontar un estado de cosas que funcionaba por la aventura económica, social y cultural que propone Macri, con el daño a la base social histórica del peronismo que promete, suena descabellado, incluso para aquellos dirigentes peronistas que no digieren el liderazgo de CFK, después de verlo en acción en sus desmesurados primeros 30 días de gestión despótica. La política de shock, a pesar del apagón informativo, produjo su efecto inmediato: mucho miedo y retraimiento, también entre los votantes antikirchneristas. 
Es como una frazada corta para el oficialismo: demostrar un poder mayor al que se tiene, es decir, sobreactuar, no deja de ser una actuación. Por ende, una ficción, una irrealidad. La pregunta no es cuántos peronistas podrán partir su bloque para jugar a ser aliados de Macri, sino el contexto en el que eso puede ocurrir. Y el contexto, salvo entre los gerentes de algunas empresas, es de estupor institucional y político. Cada decreto mina el consenso existente y eso empieza a notarse en los focus groups, donde la llamada "revolución de la alegría" mutó en incertidumbre y preocupación.
También en el exterior se preguntan si Macri piensa en convertirse en un gobernante autoritario ad infinitum. No salen de su asombro ante cada noticia. Sobre todo, en sectores que consideraban que la autoritaria era CFK, según el relato extendido de los medios dominantes. Lo que ven ahora supera lo imaginable para un estadista de derecha: hasta el colombiano Santos es capaz de sentarse a dialogar con las FARC, y pareciera que Macri quiere gobernar como si enfrente no tuviera nada.
Para toda la derecha continental, que opina según la bitácora temática que impone el Departamento de Estado para la región, el "demonio" siempre fue Nicolás Maduro y el chavismo, no Macri –a quien consideran un cuadro político propio- y sus decretazos. Pero en una charla con el periodista Gustavo Silvestre, por Radio del Plata, el relator especial para la Libertad de Expresión de la OEA, el uruguayo Edison Lanza, a la vez que se solidarizaba con Víctor Hugo Morales por su despido, evidenció su preocupación por los decretos macristas de disolución de la AFSCA y de la ley 26522 a la luz de un fallo de la Corte Interamericana que, hace unos años, condenó al gobierno de Venezuela por cierto avance contra la libertad de expresión. 
Conviene releer lo que dijo Lanza, porque producto de la concentración comunicacional en nuestro país, sus declaraciones no salieron de un circuito reducido, cuando se trata, nada menos, que de un funcionario de la OEA hablando sobre lo que sucede en nuestro país. ¿Lanza fue también víctima del apagón informativo? Por lo pronto, lo que sigue es lo más jugoso del reportaje:
Lanza: - Estamos siguiendo con preocupación el tema (de los decretos), y hemos recibido decenas de cartas, denuncias desde Argentina. La Comisión Interamericana siempre ha sido una caja de resonancia en las situaciones de derechos humanos en la región, y de la libertad de expresión. Y hemos recogido esa preocupación y la denuncia directa de organizaciones de la sociedad civil, de sectores sociales, académicos, de la Argentina. Y nosotros estamos siguiéndolo porque ustedes saben que una democracia requiere diversidad, requiere pluralismo, requiere también que los Estados adopten medidas positivas para que no se produzcan o no se constituyan oligopolios o monopolios en la comunicación, porque esto afecta directamente la circulación de ideas y opiniones, afecta al trabajo periodístico y a la información que reciben los ciudadanos. Y por lo tanto, desde ese punto de vista, sí, también estamos siguiendo las transformaciones con preocupación, por varios motivos. Primero por la forma en que se están adoptando, como usted bien decía a través de decretos de necesidad y urgencia, cuando la propia Corte Interamericana, la Comisión, han dicho que la regulación de aspectos que tienen que ver con la libertad de expresión tiene que hacerse a través de leyes en sentido formal y material. Y más en este caso donde había una ley, que fue además convalidada por la Suprema Corte. Por lo tanto, requeriría también una discusión parlamentaria y la adopción de una ley en sentido formal y material. Y afecta además aspectos sustantivos de lo que tiene que ver con el funcionamiento de los medios de comunicación, y eventualmente esto puede afectar fuertemente el pluralismo en la Argentina. Entonces todo este marco nos ha llevado a seguir con atención, como lo hacemos en otros países y con otros gobiernos...
Silvestre:- ¿Y qué acciones pueden tomar, además de lanzar una voz de advertencia?
Lanza: - Claro, a ver: la Comisión tiene distintos instrumentos y obviamente los estudia al tiempo de que también los usuarios del sistema, quienes se sienten víctimas del sistema, van actuando. Porque tenemos una naturaleza subsidiaria al sistema de justicia nacional. Nosotros intervenimos directamente en un caso cuando este caso ha agotado la jurisdicción interna, se han agotado los recursos judiciales disponibles en este caso a nivel de la Argentina, y alguno de los casos que se están tramitando en la Argentina luego es presentado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y si se cumplen determinados requisitos se actúa en el caso concreto. Por lo tanto, esto en muchos sentidos se está recién hoy de algún modo sustanciando en la Argentina, hay medidas cautelares, va a haber medidas de fondo, seguramente haya recursos de inconstitucionalidad, etc. y bueno ahí, nosotros no tenemos más que observar, darle seguimiento y seguir. Luego tenemos informes que hacemos periódicamente y esto obviamente lo vamos a estar registrando. También hay un sistema de audiencias públicas y eventualmente, si hay organizaciones que acuden al sistema de audiencias públicas, la Comisión va a evaluar si va a otorgar o no una audiencia el próximo período a fines de marzo.
Silvestre:- Está bien, pero, ¿ustedes notan, Edison, o están analizando con preocupación, que esta suspensión de la Ley de Medios, esta suspensión de la AFSCA, atentan contra los derechos a la información, la comunicación y la libertad de expresión en la Argentina?
Lanza:- Nosotros tenemos un papel jurisdiccional cuando hay un caso concreto que llegue, por lo tanto quiero reservarme para esa instancia, para no prejuzgar. Pero lo que sí digo es que hace muy pocos meses, hace dos o tres meses, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, falló en un caso, el caso de RCTV contra Venezuela. Donde un medio perdió su licencia por razones de línea editorial y en aplicación de una regulación de medios. Y ahí dijo cosas interesantes la Corte que son obligatorias para todos aquellos países que ratificaron la Convención Americana. Argentina ratificó la Convención. Muy cortito le digo qué dijo la Corte: dijo, el Estado tiene una obligación positiva de contar con un marco administrativo y legislativo adecuado para garantizar el pluralismo y la diversidad, y determinó que existía una obligación de adoptar esta medida para mantener pluralidad medios y diversidad de contenidos en los medios. Y uno observa que las decisiones de fondo de estos decretos, digamos, borran cualquier límite a la concentración; establecen que el cable ya no es un medio de comunicación sino un servicio de telecomunicaciones, por lo tanto se pueden adquirir todas las licencias y puede llegar a haber un dueño de todos los cables en la Argentina; se establecen... se borran las restricciones al contenido; no va a haber transparencia en quién es el propietario de los medios, y también se renuevan las licencias en un procedimiento como el que establece los estándares internacionales. Por lo tanto hay un conjunto de cosas que en principio aparecen como regresivas además, frente a un marco regulatorio que ya tenía la Argentina. Yo en algún momento tuve una discusión con el propio Sabbatella porque dije, bueno, me parece que el marco de la Ley de Servicios de Comunicación de la Argentina  es una estructura que se ajusta en general a los estándares internacionales, pero que de pronto merece ajustes... Y bueno, y tuvimos, me acuerdo, en aquel momento una polémica. Del mismo modo digo, advierto que cuando se borran todos los controles y todos los límites regulatorios en los medios de comunicación se puede dar una situación de hiper concentración.
Silvestre:- Muy interesante. Seguiremos muy atentamente...
Lanza:- Una cuestión última si me permite: también mostrar la preocupación y la solidaridad con la situación del periodista Víctor Hugo Morales, porque también, digamos, seguimos con preocupación el hecho de que la democracia requiere diversidad y pluralismo, cuando empiezan a desaparecer voces críticas de un gobierno y no está clara la forma en que eso sucede, obviamente el presidente Macri ha dicho que él no tiene nada que ver... nosotros solo podríamos intervenir si hay una presión o hay, digamos, una decisión del gobierno explícita o implícita de que alguien salga del espectro... Pero tampoco podemos dejar de decir que preocupa la forma, un periodista que hace años tiene una posición política, digamos, desaparezca del espectro, lo que también le resta diversidad al sistema de medios en la Argentina.
 La entrevista concluye ahí. Conviene recordarla, sobre todo por su alto grado de invisibilización, de aquellos diarios que lo hubieran llevado a tapa si su eje central hubiera sido criticar a CFK.  Algo está sucediendo con el macrismo más allá de las fronteras del país. Una cosa es el blindaje local. 
Hay medios concentrados que pueden escamotearle información a la ciudadanía. En el plano internacional, sin embargo, todo se pone más difícil. No hay pauta oficial, ni revanchismo político, ni censura directa o indirecta, ni secretario de Medios que llegue tan lejos. En el Palacio San Martín lo saben y están preocupados.
También lo está un grupo de diputados oficiales que no sabe cómo explicarle a Macri que los borradores que circulan como leyes a pedir al Congreso en marzo, durante la apertura del año legislativo, van a producir un inmenso rechazo social.
Nadie quiere que los represores, por ejemplo, vuelvan a sus casas.
El crédito no es eterno. Con el tiempo, se acaba. Y la cuenta ya parece regresiva. «o alcanza.

EL PAIS › OPINION Revancha













Hay una palabra, una sola palabra que resuena al mismo tiempo que presiona la impotencia como agua de inundación acumulada contra el muro de una represa: revancha. Revancha contra esa negra, esa india, esa mujer a la que tantas veces se nombró así en los medios locales pero entre comillas como si no fuera digna de la categoría, la “ultrakirchnerista”, esa persona diminuta pero tan aguerrida y con tanta determinación que fue capaz de imaginar y crear universos propios para los suyos y las suyas.
Revancha, de clase, ideológica, revancha misógina, una retaliación anunciada con la que seguramente Gerardo Morales ha soñado como se sueña con una amante. Milagros Sala está detenida y el gobernador de Jujuy se jacta de que la acusación no será sólo por “incitación a ilícito y tumulto” sino que también se prepara para acusarla por robo “al Estado y los pobres”. ¿Cómo se atreve esa mujer? ¿Cómo se le ocurre? ¿Cómo es que se animó no sólo a soñar sino a hacer casas, fábricas, escuelas, becas para educación terciaria, plazas junto con otros negros como ella, indígenas como ella, esos nadies que de pronto organizados también querían clubes, piletas de natación y hasta su propia marcha del orgullo lgbti con tantos colores y alegría que no son propios de esas caras color tierra?
A una lustrabotas que pasó la adolescencia drogándose en la calle, robando al menudeo, salvada de ese circuito por la protección de “las mujeres de Azopardo”, ni más ni menos que las putas del barrio humilde donde creció antes de conseguir un trabajo en el Estado y convertirse en dirigente de ATE, de seguir al Perro Santillán en los cortes de ruta, de poner el cuerpo al calor de las gomas quemadas a sabiendas que no había otra forma de reclamar, no había otra herramienta cuando el país bajaba la cuesta de una de las peores crisis de su historia al filo del tercer milenio. No, no le iban a perdonar el tamaño de su atrevimiento, no es sólo el hartazgo por los cortes de ruta a los que la organización que Sala lidera acostumbró a la provincia de Jujuy; es más que eso, es relamerse porque al fin se acaba ese orgullo de clase que la animó durante este tiempo, el tiempo en que encontró recursos para hacerse fuerte entre los más vulnerables, ahí al pie de los cerros en Alto Comedero. Porque, vamos, detener a alguien por acampar en una plaza pública para hacer un reclamo cuando el mismo presidente se mostró en plena campaña antes del ballottage en las carpas que durante meses se mantuvieron en plena 9 de Julio para hacer visibles los reclamos del pueblo Qom es por lo menos un insulto a la inteligencia de todos y de todas. O una acción ejemplificadora frente a la movilización constante de quienes no piensan dejar pasar los decretazos de cada día, el cierre de programas, los despidos masivos, la brutal transferencia de recursos a los sectores más poderosos mientras el salario adelgaza y se acusa a trabajadores y trabajadoras de ser la grasa que sobra en el cuerpo del Estado. Algo de eso hay, sin duda, pero no se puede ocultar el tamaño de la violencia de esta detención, el gusano de la revancha que se come rápidamente cualquier otro argumento, el modo en que se la presenta como ese ser amenazante, por negra, por mujer, por indígena y no solamente por eso. O mejor, por ser todo eso y haberse atrevido no sólo a reclamar para sí y para los suyos los derechos básicos sino también el derecho al goce, el derecho a una vida en la que se pueda soñar más allá del destino de trabajo de sol y a sol y de la vivienda como el techo para las aspiraciones.
La Tupac Amaru y Milagro Sala fueron más allá y pusieron animales de fantasía en sus plazas, lugares de recreo, rosedales, piletas de natación con rampas para rehabilitación de personas discapacitadas, crearon escuelas secundarias y también becas para sostener la formación universitaria. Y hasta su propio método para evitar la violencia patriarcal poniendo en jaque a los agresores, yéndolos a buscar a sus propias casas sin esperar más que la denuncia de las víctimas. La Tupac Amaru y Milagro Sala, con su pelo siempre recogido, su nula elegancia, la parquedad de sus gestos, su pasado doliente y su capacidad de recuperación reclamaron para sí todo lo que parecería, para las autoridades que ahora tenemos, le corresponde a otros, a los blancos, a los que se superan a sí mismos de uno en una, a los que no militan en organizaciones, a los y las que van detrás del objetivo personal como burros detrás de la zanahoria. Todos los demás, sean lo que sean, son un mal a extirpar, grasa que cortar, no importa quien hayas sido ni cuál sea tu trayectoria laboral, si perdiste el trabajo ya dijo el presidente que habrá rutas que construir, andá a agarrar la pala. Milagro Sala la agarró en su momento, pero no lo hizo para ella sola, y no lo hizo solamente para sobrevivir. Esa mujer, esa negra indígena lo hizo para vivir, para vivir con otros, para asaltar el cielo de los goces compartidos, para mostrar que las revoluciones son posibles aquí y ahora. Por eso la revancha. Y por eso también esta impotencia que late, que presiona y que también busca su cauce en la calle; la misma a la que con estos actos se intenta disciplinar.

Exigimos la inmediata liberación de Milagro Sala












La detención de la titular de la agrupación Túpac 
Amaru, Milagro Sala, constituye un hecho gravísimo de violación al derecho de manifestarse públicamente y es además un claro acto de revanchismo por parte del gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales.
Se trata de una acción represiva que castiga a una militante histórica del movimiento popular, reconocida dentro y fuera de las fronteras de nuestro país.
Es inadmisible que sea encarcelada quien representa a los sectores sociales más postergados de la provincia de Jujuy y ha desarrollado su actividad dentro del marco de las garantías que brinda el sistema democrático.
Este atropello, suma un nuevo episodio a una larga lista de confrontaciones, que a lo largo de los años lo ha tenido a Gerardo Morales en una actitud de encono y agresión contra Milagro Sala que ya forma parte de la historia de esa provincia.
Es inadmisible que de buenas a primeras se quiera utilizar la fuerza para quitar del camino a una mujer que se ha ganado legítimamente el reconocimiento de quienes forman parte de los sectores sociales, que a lo largo de la historia de esa provincia vivieron marginados y en una situación de exclusión social absoluta.
Este acto represivo con el que se pretende poner fin al acampe que la organización Túpac Amaru viene desarrollando pacíficamente frente a la gobernación de Jujuy, constituye una violación al derecho de expresión en la vía pública. Los docentes estuvieron tres años en la Carpa Blanca en una protesta que nunca fue reprimida por la fuerza y existen sobrados antecedentes de situaciones similares en todo el país y en la misma provincia de Jujuy, que nunca fueron reprimidas con el encarcelamiento de sus organizadores. Entendemos, en tal sentido, que la detención de Milagro Sala es un hecho inadmisible y sin precedentes cuyas consecuencias pueden llegar a ser impredecibles.
La CTA de los Trabajadores exige al gobernador de la provincia, señor Gerardo Morales, la inmediata liberación de Milagro Sala y el respeto de las garantías constitucionales, para que la organización Túpac Amaru pueda seguir desarrollando sus actividades sociales en un marco de libertad y respeto hacia los derechos de los más humildes.

MILAGRO EN JUJUY • PARTE 1

¡Libertad para Milagro Sala!Libertad libertad, libertad....¿Quienes somos compañeros? somos la Tupac Amaru compañera.....

La otra parte de la historia

Por Sandra Russo
¿Quiénes somos, compañeros? –le pregunta Milagro a la multitud desde un pequeño escenario. Los que la escuchan son cabecitas negras en el más literal sentido de la expresión. Son los cabecitas negras y ojos quechuas de lo que entonces, cuando ese acto fue filmado, era un territorio de los que diez años antes, en los ‘90, habían sido declarados territorios inviables por las políticas neoliberales de Menem y Cavallo. El documental Milagro en Jujuy es de principios de la década pasada, y fue dirigido, las vueltas de la vida, por quien acaba de ser nombrado al frente de Canal 7, Miguel Pereira, director, antes, de La deuda interna. Por ese entonces, mientras este país estallaba, en Jujuy había una organización que ya tenía diez años de vida, y de vida agitada, convulsionada, de pelea y lucha permanente. Desde el primer día Milagro había estado al frente.
–¿Quiénes somos, compañeros? –grita ella.
–¡Tupac Amaru! –le contesta la multitud.
–¿Quiénes somos, compañeros? –vuelve a preguntar ella a las largas columnas profusamente embanderadas de blanco que colmaban el centro de San Salvador.
–¡Tupac Amaru! –vuelve a gritar la multitud.
–¿Qué queremos, compañeros? –sigue Milagro su rito entre los suyos.
–¡Trabajo, educación, salud! ¡Trabajo, educación, salud! –se escucha el bramido popular desde la plaza.
Había visto el documental de Pereira, pero él fue muy gentil al cederme el material en crudo para que yo pudiera observar más. Fue en 2009, cuando comencé el trabajo que me llevó varias veces a Jujuy para escribir un libro sobre la historia de la Tupac Amaru (Milagro Sala, Jallalla), una organización enorme que a pesar de que ya tenía una larga historia, había crecido en silencio, ignorada, no reflejada en los medios de comunicación. Necesitaba rastrear ese tipo de materiales, de los que había muy pocos, porque Milagro casi no hablaba. Poco antes había llegado hasta su casa de Cuyaya, la misma donde ayer la detuvieron, creyendo que me encontraría con una dirigente dispuesta a narrar los hechos que la habían colocado en ese lugar, al frente de esa organización, pero no.
Esa tarde Milagro no bajaba. Tomábamos mate, y más mate y más mate con su marido Raúl y algunos compañeros, y ella no aparecía. Cuando ya era evidente que algo pasaba, vino ella y me encaró. “Si querés hacé el libro. Andá, mirá, conversá con el que quieras. Pero yo no quiero hablar. No soy mediática”, me dijo. En uno de los viajes posteriores finalmente me dedicó una hora de grabación, pero eso fue todo. Así que el material en crudo de Pereira me permitió ver escenas del pasado, cuando la organización recién se consolidaba, y cuando miles y miles de jujeños de los bolsones de pobreza más duros del país ya empezaban a darle forma a lo que Milagro los empujaba: la organización social.
Todo vuelve, todo es circular, todo es espeso. Aquel libro surgió después de una denuncia contra Milagro del entonces senador radical Gerardo Morales, el gobernador que ahora prohíbe por decreto la protesta. En ese momento estas cartas ya estaban echadas: Morales denuncia a Milagro por crear un “estado paralelo”. Justamente él, un miembro del gobierno de la Alianza, uno de los promotores del Estado ausente para los pobres.
Todo vuelve, todo es circular: el núcleo original de la Tupac Amaru, empezando por la propia Milagro y los primeros que pusieron en marcha la organización, habían sido empleados públicos a los que los ajustes neoliberales habían dejado en la calle. Esos ex miembros de ATE se habían quedado sueltos y solos. A principios de los ‘90 el hambre corroía sus estómagos. Nadie se movía del barrio porque al centro de la ciudad no tenían ni cómo ir, ni a qué. La pobreza profunda había quedado escondida, y una de las irreverencias de Milagro fue exponerla, mostrarla, organizarla, darle cauce, en un movimiento solitario durante muchos años en los que en este país había una grieta, pero los que estaban del lado oscuro eran invisibles.
Milagro pudo tener otro destino, porque fue abandonada por su madre y adoptada por una familia de clase media. Tenía padre, madre y hermanos. Pero no pudo soportar que le hubiesen ocultado su origen, y cuando se enteró, adolescente de catorce años, se fue de esa casa a vivir en los barrios. La primera noche cuando se fue de su casa la pasó durmiendo en una camilla en el Hospital Pablo Soria, que era donde la habían abandonado.
Pasó unos años en la calle. Se juntó con pibes que vendían cocaína. La metieron presa junto con ellos, ocho meses, aunque después terminó absuelta. A lo largo de todos esos años se endureció, pero por un trasfondo personal más profundo que el político. Tenía la herida abierta de la mentira de su madre adoptiva, que le había inculcado que no está bien mentir. Incluso después de ser ella misma madre, cuando se ganaba la vida vendiendo cañitas voladoras en un puesto callejero, en las fiestas, se encerraba a llorar por esa herida. Se preguntaba siempre lo mismo: “¿Quién soy yo, de dónde vengo, por qué no conozco a mi mamá?”. Lloraba unas horas, y después volvía a salir, a veces a lustrar zapatos en la estación de micros, otras veces a vender helados.
Después consiguió trabajo en la administración pública, y todavía muy joven fue delegada de ATE. Jujuy ya ardía. El luchador social conocido en esos años era el Perro Santillán, que representaba a los municipales. La provincia fue un laboratorio del ajuste, una prueba de cuánto un pueblo era capaz de soportar. La conflictividad social iba en constante aumento. La pobreza allí era estructural, pero en ese momento se abrió una nueva grieta y por ella caían miles y miles diariamente en la indigencia. El desempleo había trepado en diez años del 5,8 al 16,4 por ciento. La subocupación arreciaba. Los niños se desnutrían.
Peronista desde su infancia, Milagro reencontró a Nando Acosta, un dirigente histórico de ATE que le consiguió trabajo y del que nunca se separó. Se conocían de antes, pero él militaba en una unidad básica del centro, y Milagro en una de un asentamiento. Y entonces, cuando el ajuste ya escupía indigencia a destajo y la política estaba envenenada de bipartidismo tramposo, una noche discutiendo con Nando en el local de ATE qué se podía hacer, resolvieron que él se iba a quedar en el sindicato y que ella iba a volver a los asentamientos, pero para organizar. “La ventaja era que la vagancia ya me conocía, y que me respetaba”, dice ella. En esa decisión estaba el embrión de la Tupac Amaru, que en los primeros años Milagro piloteó en esos barrios con los pibes que tenían como ella antecedentes penales. Ella sabía lo que era eso, sabía que daba vergüenza y que muchas veces esa vergüenza se volvía complejo y furia. Ninguno de esos pibes, y con algunos he hablado, esperaba que alguna vez llegara alguien a convocarlos para organizar copas de leche para los chicos del barrio.
No había un peso, así que los largos años en los que la Tupac Amaru fue desarrollándose como una organización barrial cuya principal actividad era organizar y coordinar las copas de leche para los niños de los bolsones de pobreza más duros de Jujuy, todo se hacía con pequeñas donaciones de los vecinos. No recibían donaciones como las que uno puede ver ahora que se acumulan en las catástrofes, porque el hambre de los niños en este país estuvo durante décadas naturalizado, y no se lo consideraba una catástrofe. Eran tarritos de azúcar, puñados de yerba para hacer el mate cosido, grasa o harina para los bizcochos.
Recién después llegaron los centros comunitarios, donde instalaban roperos para que los desarrapados tuvieran qué ponerse sobre el cuero duro de sus cuerpos. Peleaban por los planes que entonces sí eran indefectiblemente manejados por los punteros radicales. Peleaban por las bolsas de comida, que después se abrían en sus propios centros para distribuirlos. Y no alcanzaba nada. Los niños que habían alimentado al principio ya habían crecido y querían trabajo. No había. Los que la acusan del “Estado paralelo” no se habían olvidado de ellos: los habían contemplado así, hundidos, sometidos, como parte de la normalidad de la provincia. Para ese entonces Milagro ya había aprendido política con Germán Abdala, ya tenía en mente las cooperativas, pero pasó todavía más tiempo atendiendo urgencias hasta que un gobierno popular hizo posible el crecimiento de sus barrios, con sus casitas pintadas del color de los cerros. Hizo posible la creación de sus centros sanitarios. En uno de ellos instalaron el primer tomógrafo de la provincia. Hizo posible la creación de sus escuelas, donde desde el principio una de sus materias fue “Autoestima”.
No van a poder con ella. Milagro es fuerte, ha peleado toda su vida contra distintas adversidades, y siempre, por mujer, por colla, por negra, por pobre, por atrevida, la han repelido. Los que la van a defender son los que han crecido sanos y nutridos, instruidos y preparados, los que han nadado en las innumerables piletas que, como una fijación, Milagro ha multiplicado por todas partes. Ella les ha enseñado a nadar en la adversidad, y si hoy los juntara a todos, a los miles y miles que han tenido una vida digna gracias a su lucha colectiva, y les preguntara qué quieren, ellos contestarían lo que cualquier pobre del mundo: salud, trabajo, educación.

sábado, 16 de enero de 2016

"UNA MUESTRA DE LA INTOLERANCIA OFICIALISTA" Taiana le pidió al Gobierno un informe sobre la detención

El presidente del Parlasur e integrante del bloque del FpV en ese organismo regional solicitó a la canciller Susana Malcorra que "en forma urgente le haga llegar información sobre la detención de la parlamentaria" Milagro Sala, a fin de que se asegure "su integridad personal, su libertad, el debido ejercicio de sus garantías judiciales y su derecho a manifestarse libremente".

El bloque del Frente para la Victoria en el Parlasur repudió la detención de la referente de la organización Tupac Amaru y consideró ese hecho como "una muestra de la intolerancia oficialista" y la "criminalización de la protesta social".
Los parlamentarios criticaron que "no se respete" la investidura de Sala como parlamentaria regional y sostuvieron que "su detención representa un desconocimiento al papel que cumple el organismo".
"Construye una grave muestra de la intolerancia oficialista y de la criminalización de la protesta social pacífica en disenso con las medidas del gobernador Gerardo Morales", aseguraron en un comunicado.

"HASTA QUE NO LIBERES LA PLAZA NO TE SOLTAMOS"


Milagro Sala, presa por manifestarse

La dirigente de Tupac Amaru y parlamentaria del Mercosur fue detenida tras haber sido denunciada por el mandatario jujeño, Gerardo Morales, quien la acusó de "instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real", por el acampe que la Red de Organizaciones Sociales mantiene desde hace 33 días frente a la Gobernación. Fue llevada a la Comisaría de la Mujer, en Huaico, su vivienda fue allanada por policías sin identificación y las fuerzas de seguridad provinciales rodearon el acampe en el centro de la ciudad, por lo que se teme un intento de desalojo por la fuerza.

La detención de Sala fue dispuesta por el juez de Control provincial Raúl Gutiérrez y su arresto se produjo pasado el mediodía en su casa del barrio Cuyaya, que fue allanada, tras lo cual fue trasladada en un patrullero a la Comisaría de la Mujer, en el barrio Huaico.
El reclamo que las organizaciones hacen visible frente a la sede del Ejecutivo jujeño es por la continuidad de las cooperativas de trabajo, a las que el gobierno del radical y aliado de Cambiemos amenazó con quitarle los fondos con los que construyeron sus propias viviendas y urbanizaron sus barrios, desde hace casi una década.
Anteayer, Morales concretó el proceso de suspensión temporaria de la personería jurídica de las 16 organizaciones que realizan el acampe, con el argumento de que “cambiaron su objeto social”. Al suspenderles la personería, las organizaciones y cooperativas perdieron la chance de participar de los programas de viviendas y beneficios sociales y les cerraron sus cuentas bancarias.
“No van a tener acceso a nada que el Estado tenga para ayudar a la gente, ya sea en el sistema de capacitación, cooperativas, bolsones, subsidios de ningún tipo. Significa también el cierre de sus cuentas bancarias”, dijo el ministro de Gobierno salteño, Agustín Perassi.
Ante esta situación, las organizaciones realizaron una asamblea durante la cual decidieron mantener la protesta en la plaza. “No vamos a regalar 16 años de trabajo y militancia”, expresó el dirigente Normando Gutiérrez durante la reunión multitudinaria. "No tenemos miedo", había advertido Milagro Sala.
Sobre la posibilidad de producirse un levantamiento del acampe, el abogado de la dirigente, Luis Paz, sostuvo: “Vamos a continuar con esta medida porque estamos convencidos de que es un derecho constitucional que lo vamos a seguir ejerciendo hasta que el gobernador nos reciba”.

sábado, 2 de enero de 2016

Argentina. No le firmaron un cheque en blanco

La Legislatura bonaerense actuó con madurez y sensatez al impedir la aprobación del presupuesto, enviado por la gobernadora María Eugenia Vidal, que carecía de solvencia técnica y además proponía un endeudamiento de casi 100.000 millones de pesos, cifra que no tiene parangón con el déficit actual que según las propias estimaciones oficiales ronda los 20.000 millones de pesos. El ministro de economía bonaerense, Hernán Lacunza, pretendía que los legisladores aprobaran una norma desconociendo el detalle de su contenido y sin que cumpla con su función de constituir la expresión financiera del plan de gobierno y un instrumento de programación económicasocial y de administración.
Todas esas características fueron dejadas de lado por el Poder Ejecutivo. Se enviaron a los legisladores tan sólo 32 páginas de texto, sin ningún grado de detalle y apertura de las planillas presupuestarias (programas, finalidades, funciones, fuentes de financiamiento) y sin presentación de las metas y políticas que tendrá cada ministerio, secretaria y organismo descentralizado. Un hecho sin precedentes desde 1983 a la fecha.
Incluso, hay otro elemento más que en muchas ocasiones se soslaya del instrumento presupuestario: su carácter documental. La riqueza de la información contenida en los presupuestos es muy importante por su volumen y relevancia. Aprobar un presupuesto sin información sería un acto poco responsable por parte de los legisladores.
El presupuesto de la provincia de Buenos Aires por su magnitud (más de 350.000 millones de pesos), debe presentarse y aprobarse a partir de un documento muy preciso que obliga a contener un importante cúmulo de información y datos sistematizados, de relevancia no sólo para el legislador. Pretender reemplazarlo con algunos artículos llenos de vaguedades e imprecisiones, es, como mínimo, expresar un profundo desprecio por una institución fundamental del sistema republicano. Al respecto, llama la atención la actitud pasiva del presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, Jorge Sarghini, que no puede desconocer esta cuestión ya que ocupó la cartera económica provincial y pasó por diversos cargos relacionados con las finanzas públicas en la administración pública bonaerense y nacional.
Es importante señalar que la falta de aprobación del presupuesto, razonable dadas las condiciones en que se pretendió efectuar su tratamiento, no implica que no se pueda afrontar el pago de salarios correspondiente al mes de enero de 2016. Tampoco es cierto que funcionar con una prórroga de gastos y recursos sea un impedimento para llevar adelante las paritarias salariales.
La prueba en contrario es el antecedente del Estado Nacional en el año 2011, en el que el gobierno no contó con un presupuesto aprobado, debido a que la entonces oposición (hoy oficialismo nacional y provincial, expresada en Cambiemos y aliados), se negó a aprobar un proyecto de ley presentado, a diferencia del caso actual, en tiempo, forma y contenido. Tal situación no impidió que en mayo de 2011 se firmara un Acta Paritaria con un incremento salarial nominal del 24 por ciento para los trabajadores estatales nacionales.
Se percibe además en las autoridades bonaerenses un cortoplacismo preocupante, centrado en lograr la aprobación de la ley impositiva (los aumentos de impuestos no pueden aprobarse por prórroga) y, muy especialmente, el megaendeudamiento. Han trabajado con una premisa falsa de una provincia quebrada y en déficit permanente, cuando la realidad se acerca más a equilibrios financieros recurrentes basados en un nivel de gasto, corriente y de capital, que debe crecer y mucho para brindar al pueblo bonaerense lo que precisa y merece, situación insuficientemente contemplada en el deficiente proyecto enviado a la Legislatura.
Los gobernantes de la provincia pretenden responsabilizar a la actual oposición por sus propias incapacidades e impericias que, de no superarse, presagian un futuro tormentoso frente al desafío de conducir la más grande y compleja provincia argentina. En vez de buscar culpables mirando para otro lado, sería deseable que la gobernadora y sus colaboradores estructuren una propuesta seria, razonable y acorde a la situación fiscal y expliciten con claridad y precisión en qué pretenden utilizar el abrumador endeudamiento solicitado. No es solamente un acto de responsabilidad institucional, sino incluso de mero sentido común, no firmar un cheque en blanco que hipoteque el futuro de todos los bonaerenses.
* Investigadores-docentes de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

Francisco


FRANCISCO DIJO
"Cada día, aunque deseamos vernos sostenidos por los signos de la presencia de Dios, nos encontramos con signos opuestos, negativos, que nos hacen creer que está ausente", señaló Francisco este primer día del año, cuando la Iglesia celebra la Jornada Mundial de la Paz.
Franciso denunció que "la plenitud de los tiempos parece desmoronarse ante la multitud de formas de injusticia y de violencia que hieren cada día a la Humanidad".
"A veces nos preguntamos: ¿Cómo es posible que perdure la opresión del hombre por el hombre, que la arrogancia del más fuerte continúe humillando al más débil, arrinconándolo en los márgenes más miserables de nuestro mundo?".
Francisco también se preguntó "hasta cuándo la maldad humana seguirá sembrando la tierra de violencia y odio, que provocan tantas víctimas inocentes?"
"¿Cómo puede ser este un tiempo de plenitud, si ante nuestros ojos muchos hombres, mujeres y niños siguen huyendo de la guerra, del hambre, de la persecución, dispuestos a arriesgar su vida con tal de que se respeten sus derechos fundamentales?".
El papa describió este escenario como "un río de miseria alimentado por el pecado" y "en crecida" pero que "nada puede contra el océano de misericordia en el que todos estamos llamados a sumergirnos y a dejarnos regenerar para vencer la indiferencia que impide la solidaridad y salir de la falsa neutralidad que obstaculiza el compartir", afirmó.
Francisco aseguró que, en este contexto, "donde no puede llegar la razón de los filósofos ni los acuerdos de la política, llega la fuerza de la fe" que, en su opinión, "siempre es capaz de abrir nuevos caminos a la razón y a los acuerdos".

LAS 10 ESTRATEGIAS DE LA MANIPULACIÓN DE MASAS.

Campesino español deja en ridículo a una sala llena de políticos y empre...