laorejagigante

laorejagigante
http://4.bp.blogspot.com/-sOEqDCn6H8w/Tkpt0FergQI/AAAAAAAAAAw/nlegFnuT0Y8/s760/orejon.jpg

lunes, 26 de septiembre de 2016

MAÑANA REALIZARAN UNA HUELGA LOS DOCENTES, LOS ESTATALES Y LOS TRABAJADORES DE LA SALUD Contra los despidos y por los salarios

Estatales, docentes y trabajadores de la salud de los hospitales públicos se preparan para el paro de mañana, que tendrá alcance nacional y una duración de 24 horas. Sus principales reclamos son la reapertura de las negociaciones paritarias para recomponer los salarios y la reincorporación de los despedidos de la administración pública. Parte de ese paquete es el pedido de pase a planta permanente de los estatales precarizados, ya que muchos tienen contratos que vencen el próximo 31 de diciembre. El titular de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Hugo Godoy, advirtió en ese sentido que hay preocupación porque el presupuesto 2017 “es un presupuesto a la baja”, que anticipa nuevos despidos y prevé apenas un 17 por ciento de aumento salarial para el año próximo.
La huelga fue convocada por ATE; luego se sumaron los docentes de la Ctera, la Federación Nacional Docente y los universitarios de Conadu Histórica, por lo que en las escuelas y las universidades estatales no habrá clases. Los maestros privados del Sadop realizarán a su vez una jornada de protesta.
En el ámbito de la salud pública, hará huelga la Federación de Profesionales de la Salud (Fesprosa). También pararán los agentes de propaganda médica.
El paro será acompañado de movilizaciones, en las que adelantaron su participación los gremios de la CTA Autónoma y las tres organizaciones que hicieron la marcha de San Cayetano: la Coordinadora de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie.
“El Gobierno está llevando adelante una tercera reforma del Estado que nos tiene a los trabajadores estatales como principal objetivo”, aseguró ayer Godoy a Página/12. En ese sentido, detalló que el proyecto de presupuesto para 2017 “tiene menos fondos para personal en varios organismos como el Senasa, las universidades, el INTA... y prevé un aumento salarial del 17 por ciento. Esto indica que vamos a un nuevo año de pérdidas, porque ya este año perdimos cerca de 17 puntos: nos dieron el 27 por ciento y la inflación va a ser del 45”.
En cuanto a los despidos, el gremio contabiliza que en lo que va del año 11 mil trabajadores fueron echados en el Estado nacional y 50 mil en las provincias y municipios; de este último sector, sobre todo en las intendencias, el sindicato estima que logró revertir unos 12 mil casos. “El otro día nos reunimos con (el ministro de Modernización, Andrés) Ibarra, y nos dijo que la intención del Gobierno no es seguir con más despidos. Pero antes también dijo que los últimos despido iban a ser los del 30 de marzo, y los despidos siguieron en lugares como la Anses y el Ministerio de Educación. Dijo también que iban a corregir los errores, pero lo cierto es que pudimos reincorporar muy pocos despedidos del Estado nacional. O sea que no cumplió... El tema de los contratos que vencen a fin de año es clave, porque al no reabrir la paritaria no podemos discutir el tema del pase a planta permanente, y la continuidad de la precarización laboral hace que el 31 de diciembre sea un fecha de mucha preocupación para todos”.
Por otra parte, el dirigente cuestionó que la CGT no le haya puesto fecha al paro general. “Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer. La CGT ha decidido darle más tiempo al Gobierno, esperando respuestas que no ha dado. No vamos a esperar a otros.” Para los docentes será el tercer paro tras las vacaciones de invierno. Como los estatales, piden un aumento de los salarios que compense lo perdido por la inflación. También denuncian el incumplimiento de varios puntos del acuerdo firmado con el Gobierno en febrero. Por ejemplo, el programa de formación permanente y gratuita para los maestros fue discontinuado. Lo mismo está pasando con los programas socioeducativos, el de orquestas juveniles y el plan Fines, de terminalidad de la escuela primaria o secundaria, programas en los que trabajan los únicos docentes que no tienen estabilidad laboral.
Mientras la Ctera, que agrupa a los maestros de escuelas públicas, llamó al paro, los privados del Sadop convocaron a una jornada de protesta. Con ella, además de la reapertura de la paritarias, expresarán el rechazo “a los despidos en las escuelas, colegios, academias y universidades privadas y el pedido de normas que sancionen al empleador que produzca despidos arbitrarios”.

Timochenko: “Ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto”

   Resultado de imagen para fotos de firmado de paz en colombia  El jefe máximo de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño (alias Timochenko), auguró una "nueva era de reconciliación y de construcción de la paz" en Colombia, tras firmar en la caribeña Cartagena un acuerdo para acabar con 52 años de confrontación armada.
"Renacemos para echar a andar una nueva era de reconciliación y de construcción de la paz", dijo el líder rebelde, quien aseguró que la guerrilla va "hacia la política sin armas".
"Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas, preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones", agregó Timochenko, vestido de blanco, como todos los asistentes en la ceremonia a la que asistieron 15 jefes de Estado y otros 2500 invitados.
El máximo jefe de las FARC desde 2011 agradeció al presidente Juan Manuel Santos "su probada voluntad por construir el acuerdo que hoy se firma" para lograr este tratado, que es "una victoria de la sociedad colombiana en su conjunto y de la comunidad internacional". "Nuestro propósito de búsqueda de una salida política al desangre fratricida de la nación encontró en el presidente Juan Manuel Santos un valeroso interlocutor capaz de sortear con entereza las presiones y provocaciones de los sectores belicistas a él", dijo en reconocimiento al mandatario.
En su discurso Timochenko también pidió perdón a las víctimas del conflicto armado. "En nombre de las FARC-EP ofrezco sinceramente perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra", dijo Londoño entre los vítores, aplausos y gritos de los 2500 asistentes a la ceremonia.

Santos: “Les doy la bienvenida a la democracia”

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo durante el acto de firma del acuerdo de paz con las FARC que los colombianos dicen "fuerte y claro: no más guerra, no más la guerra que nos dejó cientos de miles de muertos, millones de víctimas y desplazados, y tantas heridas que tenemos que empezar a sanar".
"Prefiero un acuerdo imperfecto que salve vidas a una guerra perfecta que siga sembrando más muerte", agregó el mandatario, quien dio a las FARC la bienvenida "a la democracia".
"Miembros de las FARC, hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad, cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político sin armas, siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el acuerdo, como jefe de Estado de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia", dijo Santos en su discurso.

“Se acabó la guerra”19:31 › EL PRESIDENTE JUAN MANUEL SANTOS Y EL LIDER DE LAS FARC, TIMOCHENKO, PUSIERON FIN A 52 AÑOS DE CONFLICTO ARMADO

  Resultado de imagen para fotos de firmado de paz en colombia   Colombia selló el histórico acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, para poner fin a un conflicto que ha dejado cientos de miles de muertos en más de medio siglo. El presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Rodrigo Londoño, más conocido por sus nombres de guerra Timoleón Jiménez y Timochenko, firmaron en la turística Cartagena el pacto alcanzado el 24 de agosto tras casi cuatro años de negociaciones en Cuba.
"¡Hoy puedo decirles que vivimos #LaFelicidad de un nuevo amanecer para Colombia, una nueva etapa de nuestra historia, la de UN PAÍS EN PAZ!", tuiteó el mandatario horas antes del acto.
Unas 2500 personas de blanco, según el protocolo, entre ellas 250 víctimas, participaron de la histórica ceremonia. La ciudad amurallada, resplandeciente bajo un sol inclemente, se vistió de gala para la ocasión, adornada con palomas de la paz con una cinta amarilla, azul y roja, colores de la bandera colombiana.
Al acto asistieron 15 jefes de Estado, entre ellos el cubano Raúl Castro, anfitrión de las conversaciones auspiciadas también por Noruega, Venezuela y Chile; el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry; el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el rey emérito de España, Juan Carlos, y numerosos representantes de organismos internacionales.
El pacto, un texto de 297 páginas que esencialmente busca cambiar "balas por votos", promueve el desarme de la guerrilla y su transición a la vida política legal. Se firmó con un "balígrafo", un bolígrafo elaborado con balas, una réplica del cual será obsequiado a los visitantes.
Lo acordado fue ratificado el viernes pasado por las FARC, nacidas de una sublevación campesina en 1964 y actualmente con unos 7000 combatientes, al cabo de una inédita conferencia guerrillera con aval del gobierno y abierta a la prensa en El Diamante, un remoto paraje del sur del país. "Se acabó la guerra, vamos todos a construir la paz", escribió Timochenko en Twitter.
Para entrar en vigor, el acuerdo debe ser aprobado en un plebiscito convocado para el 2 de octubre, que según las últimas encuestas será favorable al "Sí".